Proyecto 2016

Inicio del proyecto

El proyecto inició en mayo de 2016, con la colaboración de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Ribereña Triunfo Pesquero de Palmillas SCL de CV, quienes conscientes del deterioro que han sufrido sus áreas de pesca concesionadas, han participado activamente en la ejecución de las actividades de restauración en una superficie de 300 hectáreas.

Microtopografía

Las inundaciones mareales están determinadas físicamente por las microtopografía y su dinámica geomorfológica. Por tanto, la existencia de un ecosistema de manglar va a depender de factores como: la magnitud de las mareas, los tipos fisonómicos y la zonación del manglar, favoreciendo su expansión.

 

 El trabajo de levantamiento microtopográfico en Escuinapa consistió en ubicar puntos para delimitar las franjas donde se plantarían las especies, de acuerdo con su posición natural dentro del ecosistema.

Hidroperiodo

El hidroperiodo es un factor crítico porque representa la frecuencia de inundación de un área, que es incluso un factor selectivo para cada especie de manglar.

 

Los manglares requieren, para su óptimo desarrollo, nutrientes (Nitrógeno y Fósforo principalmente) en cantidades mayores. Por ello, se crearon las condiciones hidrológicas adecuadas para el desarrollo natural o inducido de especies idóneas de manglar.

Salinidad intersticial

Como factor crítico regulador, la salinidad del agua incide directamente sobre la existencia, sobrevivencia, estructura y función del manglar. Entre los diversos factores que regulan la existencia y el desarrollo del humedal de manglar, la salinidad del agua es crítico. A concentraciones mayores de salinidad (>70‰) el ecosistema de manglar muere.

 

Con la finalidad de reducir la salinidad intersticial, se construyeron canales artificiales y otras estructuras con función equivalente.